¿Cómo afecta la situación económica de España a tus ahorros y deudas?

18 Abr

¿Cómo afecta la situación económica de España a tus ahorros y deudas?

Las crisis económicas globales golpean fuertemente todas las bases de una economía, afectan el empleo, la capacidad de maniobra para frenar los precios, se debe reducir el gasto público lo que deja a gran parte de la población sin ningún tipo de ayuda, entre otros aspectos complejos. La crisis de 1930 afectó a prácticamente todo el mundo y todos los sectores económicos. En el año 2008 se generó una crisis parecida originada por el sector inmobiliario. No cabe duda que esta crisis ha dejado secuelas graves en la economía española la cual con el establecimiento de políticas macroeconómicas a lo largo de los años ha venido recuperándose paulatinamente aunque aún a un ritmo lento en comparación con los vecinos europeos.

   Es importante resaltar que:

La población se ve afectada básicamente por sus ahorros y su acceso créditos. Es necesario resaltar que antes de la crisis de 2008 ya la economía española venía atravesando disfuncionalidades, por ejemplo la gran mayoría de las familias se financiaban a través del crédito pues el ahorro solo llegaba a un 6%. Esto evidencia un dato aterrador que con la llegada de la crisis se exacerbó pues el acceso a los créditos fue mermando y la capacidad de maniobra de las familias era muy reducida para enfrentar los gastos básicos e imprevistos.

  Sin embargo, se pudo notar que con el miedo y expectativas que generó el impacto de la crisis en España se empezó a desarrollar una cultura de ahorro más sostenida a fin de no volver a vivir lo que se vivió con la crisis de 2008 cuando no había acceso a créditos y los pocos ahorros con que contaban los españoles se evaporó en pocas semanas generando una situación crítica en muchas familias. El ahorro se elevó a partir de 2009 y comenzó a crecer de forma paulatina alcanzando un nivel máximo de 14% a mediados de 2010.

  No obstante, la población pareciera que no aprendió la lección y a partir de 2011 con la resaca del impacto de la crisis económica se volcó de nuevo buscar los créditos como fuente de financiamiento doméstico incluso para el consumo incrementado las deudas, las cuentas por pagar a corto, mediano y largo plazo generado un desequilibrio importante en la economía familiar.

   La tasa del ahorro empezó a reducirse dramáticamente para llegar a niveles similares a como estaban antes de la crisis de 2008, específicamente en un 7,3 % a medianos de 2015. Ahora, con el auge de la globalización, han surgido numerosas empresas de créditos rápidos que venden el financiamiento como la solución a todos los males lo que ha incidido enormemente en el incremento de los créditos quedando el ahorro completamente desplazado en la mayoría de los hogares españoles.

   En 2015 hubo una tasa de ahorro de aproximadamente 27 mil millones de euros y ya para el 2017 se redujo de forma considerable para llegar a 21 mil millones y la tendencia se mantiene para este 2018. Se evidencia un desplome considerable del ahorro y es un indicador muy preocupante por los vaivenes de la economía. En fin la búsqueda de los créditos crece apenas hay una recuperación de la economía y crecen las expectativas lo cual hace que crezca el consumo y se utilicen esos créditos de forma no eficiente, acumulando deudas impagables y afectando lo poco que queda de ahorro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *