Cómo reunificar deudas

25 Jun

Cómo reunificar deudas

Hoy en día uno de los grandes problemas financieros que afectan a la población económicamente activa es la acumulación de instrumentos crediticios como tarjetas de crédito, préstamos personales e hipotecas, constituyendo deudas muchas veces impagables.

Esto se ha convertido en un problema no solo para las personas, también para los bancos que ven cómo sus clientes caen en mora con más frecuencia, lo que los ha llevado a ofrecer la reunificación de las deudas

¿En qué consiste la reunificación de las deudas?

En teoría reunificar tus deudas es muy sencillo.

Para conseguirlo un banco te ofrece un crédito personal por el monto total todas las deudas que has acumulado y que se encuentren en una situación de mora.

Con este crédito se amortizan todas las deudas previas, a cambio de una sola deuda con un plazo mucho más amplio, una tasa de interés fija e incluso, en ocasiones algo de tiempo de gracia antes de comenzar a pagar.

¿Quiénes pueden reunificar sus deudas?

Como es lógico, los bancos no pueden ofrecer este servicio de manera general, existen algunos requisitos que se deben cumplir para optar por esta interesante opción crediticia.

 

  • Tus deudas deben estar en mora

 

Los bancos sólo toman en cuenta a quienes realmente requieren de este servicio, evitando a quienes económicamente aun no superan su capacidad de endeudamiento.

 

  • La nueva deuda no debe superar tu capacidad de pago

 

Para adquirir el préstamo que unifica tus deudas, es necesaria que tu capacidad de endeudamiento no sea superada, lo que dependerá de los nuevos plazos de pago y de la tasa de interés de este préstamo.

¿Se pueden reunificar tus deudas con una nueva hipoteca?

Otra forma de conseguir la reunificación de tus deudas es mediante una nueva hipoteca, este instrumento, por lo general, suele ser más sencillo de conseguir.

Sin embargo, unificar tus deudas usando este instrumento puede generar gastos extra que muchos no están dispuestos a asumir.

¿Por qué preferir una hipoteca antes que un crédito personal?

Aun cuando una nueva hipoteca te haga invertir algo de dinero extra, este instrumento resulta más beneficio a la hora de solventar todas tus deudas crediticias.

Por ejemplo, conseguir una nueva hipoteca será mucho más sencillo que obtener un préstamo personal, además por lo general los plazos para pagar esta deuda suelen ser mayores.

Atento a los intereses

Otro punto importante a la hora de preferir una nueva hipoteca es la tasa de interés que ofrecen la mayoría de ellas.

Esta suele ser bastante inferior a la ofrecida al optar por un crédito personal, un detalle que puede hacerte preferir una nueva hipoteca.

¿Cuándo debes unificar tus deudas?

Cualquiera puede decirte que unificar tus deudas es bueno en cualquier momento, sin embargo como todo compromiso crediticio, contraer una única obligación de gran magnitud puede generar problemas en tu economía.

Lo ideal es que solo des este paso cuando realmente tu capacidad de hacer frente a deudas individuales sea sobrepasada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *