¿En qué casos un crédito rápido no es una buena idea?

30 Abr

¿En qué casos un crédito rápido no es una buena idea?

Aunque los créditos rápidos son una de las mejores opciones crediticias que existen hoy en día, la verdad es que existen circunstancias en que usarlo puede no ser la mejor idea.

Por ello es indispensable que antes de elegir uno de estos créditos rápidos analices bien todos los aspectos y tomes en cuenta algunos casos en que estos no son la solución.

Atento al tiempo de pago

Por lo general, quienes optan por los créditos rápidos son personas con necesidades inmediatas y que cuentan con cómo pagar esta obligación en un lapso no mayor a 30 días.

Si en tu caso, no cuentas con esta disponibilidad y en cambio puedes solventar tus obligaciones en mayor tiempo, los créditos rápidos no son para ti.

Cuando tu necesidad no es inmediata

Este tipo de crédito por lo general se aplica ante situaciones de extrema necesidad que no te brinde el tiempo necesario para buscar otras opciones o elegir créditos distintos.

Ahora bien, si tu necesidad no es imperiosa y crees que puedes dedicar algún tiempo a visitar entidades bancarias y buscar ayuda de expertos entonces no te conviene tomar un crédito rápido.

Toma en cuenta la cantidad que requieres

Pocas instituciones otorgan créditos rápidos por cuantías importantes, de hecho, la mayoría solo alcanzan a prestar cientos de euros o su equivalente.

Esto implica que si necesitas una cantidad importante que supere estas limitaciones debes buscar otras opciones que se adapten a tus necesidades reales.

Nunca lo uses para el ocio

Aunque pueda parecer muy tentador, usar este recurso para actividades de ocio resulta una muy mala idea.

Por lo general los consumos en ocio no generan ningún valor agregado y al no ser un gasto de emergencia solo generan obligaciones financieras que terminarán afectando tus cuentas.

Además, por lo general, usar créditos rápidos para actividades de ocio genera un efecto de repetición que terminará generando obligaciones que no podrás cumplir.

Atento a la tasa de interés

Otro punto que debes tener en cuenta al escoger un crédito rápido es la tasa de interés que se te ofrece.

Y es que aunque por lo general las tasas son muy atractivas, en algunos casos existen tasas extra por extra financiación que pueden llegar a ser muy elevadas y difíciles de cumplir.

Recuerda leer las letras pequeñas, esto evitará que tu record crediticio se vea afectado.

Evalúa todas las opciones antes de decidir

Está claro que hoy en día la opción de obtener este tipo de créditos es muy llamativa, gracias a su rapidez y lo sencillo que es obtenerlos.

Sin embargo, también representan un riesgo a corto plazo y una obligación económica que deberás afrontar en pocos días.

Eso sí, esto no debe alejarse de esta opción, simplemente debe hacerte evaluar tus opciones.

Busca asesoría o usa un simple comparador de créditos, esto te permitirá elegir lo que resulta mejor para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *